Acero Estructural

Acero de Temperatura

El acero por temperatura es un tipo de acero corrugado de menor diámetro que los refuerzos positivos y negativos (generalmente de 1/4 pulgadas). Se colocan mayormente en las losas, en dirección perpendicular a la vigueta, pero también pueden ser utilizados en elementos con superficie considerable y/o que van a estar expuestos a variaciones de temperatura.

El acero permite que los esfuerzos por dilatación y retracción también sean tomados por el refuerzo por temperatura y sean distribuidos de forma uniforme, evitando agrietamientos.

Según el RNE – norma E.060, el acero por temperatura “deberá colocarse con un espaciamiento entre ejes menor o igual a tres veces el espesor de la losa, sin exceder de 400 mm. En losas nervadas en una dirección (aligerados) donde se usen bloques de relleno (ladrillos de techo) permanentes de arcilla o concreto, el espaciamiento máximo del refuerzo perpendicular a los nervios podrá extenderse a cinco veces el espesor de la losa sin exceder de 400 mm”.

El refuerzo por temperatura debe colocarse lo más cercano posible al centroide de la losa, esto se puede manejar en obra, como solución constructiva. A veces se opta por colocar tuberías pequeñas sobre el acero por temperatura por temas de mantenimiento y practicidad, así como en los falsos pisos. Las tuberías más grandes deben ir debajo del acero por temperatura, de preferencia en los ductos de los ladrillos. Para los casos en que no pueden ir a través de los ladrillos se deben proponer soluciones que refuercen la zona por donde pasan las tuberías. El comentario R7.6.4.2 del ACI 318 nos dice lo siguiente:

“Los tendones empleados como refuerzo de retracción y temperatura deben colocarse, en altura, lo más cercanos posible a la mitad de la sección de la losa. En los casos donde los tendones para retracción y temperatura se emplean para sostener los tendones principales, se permiten variaciones en localización con respecto al centroide de la losa; sin embargo, la resultante de los tendones de retracción y temperatura no debe quedar fuera del tercio central del espesor de la losa.

_Se deben evaluar los efectos del acortamiento de la losa para garantizar la efectividad del preesforzado. En la mayoría de los casos, el bajo nivel de preesforzado recomendado no debe causar dificultades en una estructura adecuadamente
detallada. Cuando los efectos térmicos sean significativos, pueden requerirse cuidados especiales.”



Ing. Carlos MercadoÁrea Académica


Copyright 2017 - 2021 ® CEINTPERU | Ingeniería Civil Internacional del Perú® | Desarrollado por Lima Dot